Una dulce tentación

Theobroma cacao, que significa «alimento de los dioses», es su nombre botánico. Sin embargo, la realidad es que para los vulgares mortales el cacao es tan irresistible como para las divinidades. Néctar sagrado en tiempo de mayas y aztecas, se convierte en una de las bebidas preferidas de los conquistadores españoles cuando desembarcan en el nuevo mundo.

Algunas crónicas del Descubrimiento cuentan que el primer chocolate llega a España gracias a Hernán Cortés, que lo prueba en 1519 atendiendo a una invitación de Moctezuma II, el último emperador azteca. Cortés decide enviar algunas semillas a España, donde se transforma la fórmula original en una bebida caliente a la que se agrega azúcar, canela, huevo, almendras y vainilla. Esa fórmula pasa a Francia y más tarde se extiende por todo el mundo.

En Alicante hay gran tradición chocolatera en la localidad vecina de La Vila Joiosa. La historia de los chocolateros aquí comienza cuando el siglo XIX llegaba a su fin. Las empresas chocolateras se consolidan durante las siguientes décadas y a mediados del siglo pasado llega a haber casi medio centenar de fábricas. Hoy, aquella tradición y dedicación la siguen las industrias chocolateras Valor, Clavileño y Herederos de Gaspar Pérez. Las tres grandes chocolateras vileras cuentan con las más innovadoras tecnologías de producción y conservación, pero mantienen las pautas artesanas de los antiguos maestros que las hicieron famosas.

Son visitables los tres museos dedicados al chocolate, uno por cada fábrica. Un dulce recuerdo que no debes perderte. Podrás llegar a la Vila en tram, accesible desde nuestros apartamentos situados en el centro de Alicante, así como desde los de La Albufereta y Playa de San Juan. Reserva aquí ya tu próxima estancia en Alicante y disfruta tus vacaciones con nosotros!

Además, en nuestro catálogo de productos alicantinos, encontrarás deliciosos souvenirs de los productores chocolateros alicantinos, que podrás llevar a casa o regalar como recuerdo de tu visita a nuestra ciudad.